Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Ene 05, 2021

¿Cómo lograr que mi hijo tome más agua?

¿Cómo lograr que mi hijo tome más agua?

El cuerpo humano está compuesto, principalmente, por agua. Es por esta razón que cuando tu organismo o el de tus hijos no recibe la suficiente cantidad de agua, empiezan a presentarse fallas en su funcionamiento, especialmente en órganos como el cerebro, el corazón y el intestino (sí señores, una de las causas del estreñimiento es la falta de líquidos).

Es importante que como padre conozcas los beneficios de tomar agua. Un niño deshidratado no solo tiene menos energía para realizar tareas cotidianas, también puede disminuir su rendimiento académico y físico, y hasta volverse irritable solo por cuenta de la deshidratación (Today's Dietitian, 2011).

Pensando en que es frecuente escuchar que los padres se quejan de que ‘a sus hijos no les gusta el agua’, desde la iniciativa Nestlé por Niños Saludables, te damos algunas ideas para que pongas a prueba tu creatividad y veas, poco a poco, cómo tus pequeños forjan el hábito para tomar más agua y mantenerse siempre hidratados.

¿Cómo hacer que tus hijos quieran tomar, naturalmente, más agua?

Sarah Krieger, nutricionista-dietista norteamericana y vocera oficial de la Academy of Nutrition and Dietetics, explica que lo más importante, como siempre que se habla de enseñarles a los niños y niñas mejores hábitos alimenticios, es el ejemplo. “Dado que los padres y cuidadores proporcionan comida y bebidas a los niños, si ofrecen agua como la principal opción cuando los niños tienen sed, la beberán. Si hay refrescos o bebidas de frutas azucaradas a la mano, los niños las tomarán primero” (Today's Dietitian, 2011).

Por su parte, Erica Kenney, profesora asistente en la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard, explica que la apatía de los niños por beber agua no es atribuible a un único factor y, por ese motivo, hay que pensar en varias estrategias para vencer el problema. Además de ‘darles ejemplo’, también es importante garantizar que los niños tengan acceso al agua natural a lo largo del día, en la casa y en el colegio. Un tip práctico, por ejemplo, para comenzar a crear el hábito, y aprovechar los beneficios de tomar agua, es disponer de un vaso de agua en la mesa de noche, para que tus hijos lo encuentren al levantarse y otro, antes de acostarse (WebMD, 2019).

Desde luego, también está la alternativa de darle un toque de sabor al agua, de manera natural con frutas, verduras y especias, lo cual es una excelente opción a la hora de mejorar la palatabilidad del agua y de generar mayor interés en los chiquitines para beberla, no obstante, esta no debería ser la única opción y la razón es simple. Según la nutricionista-dietista Melinda Johnson, profesora clínica asociada de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos (Today's Dietitian, 2011): “Existe la preocupación, aunque no hay investigaciones que lo respalden, de que los padres confían demasiado en endulzar todo en la dieta de sus hijos y como resultado, su umbral de sabor de cuán dulce prefieren que sea la comida, culturalmente, está aumentando”, explica.

Portanto, vale a pena retomar uma reflexão que afirmamos várias vezes na iniciativa Nestlé por Crianças Saudáveis: a chave para uma alimentação equilibrada e uma boa saúde é encontrar sempre o equilíbrio, neste caso, entre oferecer aos filhos água pura e às vezes água com sabor de frutas, sucos, vegetais ou especiarias.

Você também pode estar interessado em:  Hidrate seu filho com alimentos ricos em água

Agora sim: para dar sabor (e cor) à água!

    • Frutas congeladas:  algumas das opções que podem agradar mais às crianças são mirtilos, morangos, pedaços de pêssego, abacaxi, maçã verde, rodelas de laranja, kiwi, grapefruit e framboesa. Também é uma boa alternativa adicionar um pouco de suco de limão, suco de laranja, maracujá ou alguma outra fruta da preferência da criança.
    • Legumes: a  adição de algumas rodelas de pepino é o mais comum porque é muito refrescante.
    • Ervas e especiarias:  menta, tomilho, flor da Jamaica, canela e gengibre são algumas das alternativas para dar uma pitada de sabor original à água dos seus filhos.
    • Água gelada: as crianças geralmente preferem água gelada. Certifique-se de que trazem uma garrafa térmica com água gelada para a escola, para que fique fria o dia todo e não haja desculpas!
    • Utensílios coloridos:  acredite ou não, servir a água em potes coloridos, ou com canudos coloridos pode ser um fator determinante.

Que tal um pouco de  gelo com sabor  para seus filhos se divertirem enquanto se hidratam?

Volver al princípio