Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Dic 18, 2020

Actividades para que los niños liberen su energía

Actividades para que los niños liberen su energía

Como parte de la iniciativa de Nestlé por Niños Saludables, en esta oportunidad te brindamos algunas recomendaciones de actividad física para niños dadas por expertos, para que las hagas con tus hijos con completa seguridad y les ayudes a forjar este hábito para que se muevan más.

Antes de entrar en materia, es conveniente recordar los aportes de la actividad física para niños. Mientras los adultos hacen ejercicio cuando van al gimnasio o levantan pesas, los niños lo realizan cuando tienen clase de educación física en el colegio, durante el recreo, en la clase de baile, en la práctica de fútbol y mientras montan en bicicleta (Gavin, 2018).

En este sentido, los niños que practiquen con frecuencia alguna actividad física pueden obtener los siguientes beneficios (Gavin, 2018):

  • - Músculos y huesos más fuertes.
  • - Cuerpos más delgados.
  • - Menor riesgo de tener sobrepeso.
  • - Niveles más bajos de presión arterial y colesterol en la sangre.
  • - Menor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2.
  • - Tienen una perspectiva positiva de la vida.
  • - Duermen mejor.
  • - Manejan de mejor forma los desafíos físicos y emocionales.

Ejercicios cardiovasculares aconsejables para tu hijo

Para las niñas y los niños es importante que las actividades sean agradables, variadas según su edad y, sobre todo, que estén motivados. En este punto, es importante saber qué tipo de juego les gusta practicar y que, como padre, contribuyas a la estimulación del gusto por el movimiento y el ejercicio.

En cuanto a las actividades para niños más apropiadas, Mónica Bermúdez Aguirre, médico especialista en Medicina de la Actividad Física y del Deporte de la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, de Bogotá, y médica deportóloga del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), las diferencia según la etapa de desarrollo de los pequeños:

  • - De los 5 a 6 años. En este rango de edad es importante estimular el desarrollo de la locomoción, como correr, trotar, brincar, saltar y subir, y habilidades de equilibrio, como los juegos con cambio de ritmo o giros.
  • En este período es aconsejable estimular la coordinación ojo-mano y ojo-pie, que puede trabajarse con el control de un objeto: como las actividades de pasar y recibir balones, o aquellas que implican pasearlos.
  • También es conveniente estimular la motricidad fina y la gruesa con manipulaciones: golpear, soltar, lanzar o recibir pelotas o juguetes seguros.
  • Igualmente, son adecuados los patrones de movimiento y coordinación general, como rodar, pedalear, andar, reptar, saltar y empujar.
  • Por último, es aconsejable trabajar el control del cuerpo, como inclinarse, estirarse, balancearse, dar vueltas y sostenerse sobre la cabeza. La idea es que logren la estabilidad de su cuerpo, siempre con la vigilancia de un adulto.
  • - De 7 a 8 años. El énfasis de las capacidades físicas y habilidades de movimiento se centra en la agilidad, el equilibrio, la coordinación, la velocidad, la potencia y la resistencia.
  • Para ello, puedes jugar con ellos a correr, trotar, saltar lazo, nadar, bailar o montar en bicicleta. Con referencia a la fuerza, durante esta etapa se deben incluir ejercicios o juegos con el peso corporal del niño, como el de tirar y aflojar.
  • - De 9 a 12 años. Es uno de los periodos más importantes del desarrollo motor. Durante este tiempo, los niños están listos para adquirir habilidades deportivas generales.
  • La fuerza debe desarrollarse con ayuda del uso de balones medicinales, ejercicios con el propio peso corporal o saltos.
  • Su resistencia debe incentivarse aún más mediante juegos de relevos que impliquen agilidad, rapidez y cambio de dirección. Durante esta fase se recomienda la introducción de ejercicios básicos de flexibilidad.

Recomendaciones en las actividades para niños

Antes de comenzar los juegos o ejercicios, Bermúdez recomienda iniciar con cinco minutos de calentamiento y estiramiento de los grandes grupos musculares. Algunos aconsejables son los ejercicios tipo tijera, ranas, lagartijas, salto, trote en un mismo punto sin desplazamiento, abdominales o algún tipo de juego que implique carreras para agarrar un objeto.

Además, lo recomendable es que, posterior a la actividad, realicen estiramientos de cada grupo muscular y una caminata lenta durante unos minutos.

Con referencia a la intensidad de la actividad física para niños, la OMS (2020) aconseja acumular diariamente al menos 60 minutos de actividad física moderada o intensa, como mínimo, durante tres días a la semana, con preferencia en días no seguidos.

El concepto de acumulación se refiere a alcanzar la meta de 60 minutos por día realizando actividades en múltiples episodios distribuidos a lo largo del día; por ejemplo, dos sesiones de 30 minutos (OMS, 2020). Lo ideal es comenzar con cantidades más pequeñas de actividad física y aumentar gradualmente la duración, la frecuencia y la intensidad con el tiempo. El resultado serán niños más saludables mental y físicamente.

REFERENCIAS:

Gavin, M. (2018). Kids And Exercise (For Parents) - Nemours Kidshealth. Kidshealth.org. 

Who.int. (2020). Physical activity and young people.



banner registro

 

Lee más sobre Nestlé por Niños Saludables , nuestra iniciativa emblemática para ayudar a los padres y cuidadores a promover en las generaciones futuras hábitos de alimentación y vida saludable.

Volver al princípio