Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Feb 24, 2021

Alimentación consciente para niños

Alimentación consciente para niños

Sabemos que el mindfulness está ‘de moda’. No es en vano. Esta práctica permite que las personas se enfoquen en el presente y dediquen toda su atención a lo que están haciendo en ese preciso instante. El mindfulness se puede aplicar en todos los momentos y/o circunstancias de la vida, incluyendo la alimentación saludable para niños.

Teniendo en cuenta lo anterior, el mindful eating —o alimentación consciente en español— ayuda a que pequeños y grandes tomen consciencia sobre sus pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas relacionadas con aquello que están comiendo, con el objetivo de que se conecten, poco a poco, con la sabiduría de su cuerpo y aprendan a identificar sus niveles de hambre, de sed, de saciedad, cómo les sientan los alimentos, etc (The Center for Mindful Eating, s.f).

Como parte de la iniciativa Nestlé por Niños saludables, sabemos lo importante que es para ti que tus hijos crezcan teniendo una relación saludable con la comida, sin restricciones, ansiedades o atracones, pues esto hace parte indispensable de llevar un estilo de vida balanceado. ¿En sus marcas, listos? ¡Arranquemos!

Las claves de la alimentación consciente

1. Prestar atención a los cinco sentidos

Lo más importante para que tus niños sean más conscientes a la hora de comer es enseñarles a despertar sus cinco sentidos. Cada vez que se sienten a comer, ya sea una comida principal o un snack, invita a tu hijo a que se enfoque en ‘el momento presente’ orientándolo con preguntas tales como: ¿de dónde proviene ese alimento? ¿por qué es nutritivo? ¿De qué color es eso que te vas a comer? ¿A qué huele? ¿Qué sonido hace el alimento? ¿Cómo es su textura? ¿A qué sabe, es dulce, salado, amargo, ácido? Déjalos que prueben con parsimonia cada bocado hasta que este acto de consciencia plena se convierta en un hábito (Michigan State University, Teaching kids the art of mindful eating, 2016).

También te puede interesar: Snacks saludables para disfrutar en familia.

2. Nada de pantallas en la mesa

Uno de los grandes inconvenientes con los niños de hoy en día es que tienen muchas distracciones, por todas partes. Teléfonos, tablets, computadores, consolas, televisores. Es muy difícil invitarlos a disfrutar del momento presente cuando hay tantas interrupciones. Lo mejor será limitar el uso de aparatos electrónicos en la mesa, para que el acto de comer sea tranquilo, enfocado y consciente (WebMD, Mindful Eating for Your Family, 2018), esto te ayudará a lograr una alimentación saludable para tus niños.

3. ¿Hambre, antojo o sed?

Este es uno de los puntos más importantes: que los niños aprendan a identificar realmente si tienen hambre real, antojos o incluso sed. Un truco bastante útil es preguntarles, en una escala de uno a diez, qué tanta hambre tienen y ofrecerles un snack o una comida principal —dependiendo del momento— que sea saludable y balanceada. Por lo general, el hambre es una sensación progresiva, que puede ser satisfecha con cualquier alimento. Los antojos son distintos: dan como un arranque intempestivo y, por lo general, hay un deseo específico de consumir ciertos alimentos. El ejercicio de ubicar en una escala el nivel de hambre que se tiene también sirve para aprender a identificar el nivel de saciedad. Cuando estén comiendo, pregúntale a tu pequeño qué tan satisfecho está. ¡Recuerda que no debes obligar a tu hijo a comerse todo el plato! Hay que aprender a respetar sus niveles de saciedad (Healthy Kids Association, Mindful eating, s.f).

4. No hablen de temas pesados

No. La mesa no es el momento indicado para hablar del examen perdido, de la tarea pendiente o del castigo por haber hecho alguna pilatuna. Lo mejor es que los niños no asocien la hora de la comida con sentimientos de ansiedad o reproche. ¿Lo mejor? Que cada miembro de la familia comparta una anécdota divertida; narrar historias, hacer juegos mentales, en fin. Lo importante es que los padres no sean ‘cantaletudos’ a la hora de comer. (WebMD, Mindful Eating for Your Family, 2018)

5. Permíteles que ellos mismos se sirvan su propia comida

El hecho de involucrar a los niños a poner la mesa y a que sirvan sus platos de comida, les permitirá empezar a identificar mejor el tamaño de las porciones y cuál es la cantidad de alimento que necesitan para sentirse satisfechos (Michigan State University, Teaching kids the art of mindful eating, 2016).

 

banner registro

Lee más sobre Nestlé por Niños Saludables , nuestra iniciativa emblemática para ayudar a los padres y cuidadores a promover en las generaciones futuras hábitos de alimentación y vida saludable.

Volver al princípio