Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Ene 12, 2021

¿Cuáles actividades físicas para niños debes promover y cuáles evitar?

¿Cuáles actividades físicas para niños debes promover y cuáles evitar?

¿Sabías que las actividades para niños promueven capacidades que, incluso, los ayudan a desenvolverse socialmente? Es un hecho, la actividad física para niños es muy valiosa para su desarrollo físico, mental y social.

En la iniciativa Nestlé por Niños Saludables profundizamos en los mitos y verdades que se tejen alrededor de un tema crucial para el desarrollo de los pequeños.

¿Qué actividades para niños son aconsejables?

Santiago Maldonado Castrillón, licenciado en Educación Básica con énfasis en Educación Física, Recreación y Deporte del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, y especialista en Lúdica Educativa de la Fundación Universitaria Juan de Castellanos en Tunja, explica cuáles actividades para niños son aconsejables, según las capacidades que se quieren potencializar:

- Capacidad perceptiva. Está relacionada con la lateralidad; es decir, con la capacidad de diferenciar la derecha, la izquierda, arriba, abajo, adelante y atrás. Su desarrollo depende de la motricidad, que se divide en dos tipos: la fina y la gruesa.

La motricidad gruesa es todo movimiento amplio y actividades de coordinación ojo-mano y ojo-pie, como correr, saltar lazo y bailar. Una forma muy lúdica y divertida para estimular la motricidad gruesa en tu hijo es que haga vuelos, caídas y volteos sobre colchonetas, siempre con la debida supervisión.

La motricidad fina, por su lado, es todo movimiento consciente y preciso que se hace con las manos, como rasgar y hacer manualidades, jugar bolos o al tiro al blanco con chorros de agua.

Capacidades físicas:

    •   Fexibilidad: Los niños tienen mucha flexibilidad pero, a medida que van creciendo, van perdiendo esa capacidad. Esto se debe evitar porque su tono muscular está ligado específicamente a esa habilidad. Para ello, los ejercicios de relajación, respiración y estiramiento son muy favorables, como también los realizados por las disciplinas yoga y pilates.
    •   Resistencia: Se mejora al hacer actividades constantes con los niños. Les puedes proponer que en un día van a realizar tres juegos y cada uno puede durar entre 15 y 20 minutos.
    •   Velocidad: Es movilizarse de un lugar a otro en el mínimo de tiempo. Esta capacidad la puedes estimular con juegos de retos, como el que más rápido llegue a una meta, o la capacidad de velocidad de reacción, como jugar ‘ponchados’ con una pelota suave de goma.
    •   Fuerza: La puedes potenciar con ejercicios de lagartijas, las cuales trabajan con el propio peso del niño, o mediante cargas externas con pesos adecuados según su contextura y edad.

También te puede interesar: Actividades para que los niños liberen su energía. 

Mitos y verdades sobre las actividades para niños

En lo que respecta a las actividades físicas para niños, se han generado algunos mitos, sobre los cuales es conveniente tener precisión. Maldonado aclara algunos de ellos:

    •   “Los niños que juegan con peso externo no crecen o tienen problemas osteomusculares o se lesionan fácilmente”. Depende del qué y el cómo. Hay que saber la aplicación de peso. Si un niño participa en un juego con peso externo, y no tiene la técnica o la adaptabilidad para soportar ese peso, muy probablemente tendrá afecciones fisiológicas de postura y de estrés en el momento de hacer la actividad.
    •   En este aspecto, según literatura médica, es recomendable el ejercicio y el juego para los niños con peso externo, pero con un educador físico que tenga la capacidad de corregir las posturas.
    •   “Los niños que permanecen en el agua se vuelven delgados y flácidos, y no tienen fuerza”. Los niños que pasan mucho tiempo en el agua suelen tener problemas de tono muscular si no realizan actividades compensatorias asociadas a la fuerza de los músculos posturales.
    •   ¿Cuál es la razón? El esfuerzo que deben hacer los músculos erectores de la columna vertebral, de los cuales depende una buena postura corporal, y los músculos estabilizadores de la zona core o núcleo del cuerpo es menor cuando el niño está en la piscina que en el exterior.
    •    “Los niños que juegan por mucho tiempo se descompensan energéticamente”. Las capacidades físicas de un niño no están desarrolladas completamente como las de un adolescente.
    •   ¿Qué es lo recomendable? Que la intensidad, la frecuencia y el volumen de entrenamiento o de juego sean acordes con la edad. Es por eso que un torneo de fútbol infantil, por ejemplo, dura menos tiempo que un partido de fútbol profesional. El juego o el deporte debe ir de menos a más de forma progresiva y paulatina.

En definitiva, la recomendación a la hora de proponer actividades para niños es ser muy creativos y lúdicos, tomando las debidas precauciones para cuidar su estado físico.

Juega con tus hijos a desencantar el castillo, se divertirán y saltarán mucho.


REFERENCIAS:

Alleyne, Julia (1998). Safe exercise prescription for children and adolescents. National Center for Biotechnology Information.

Volver al princípio