Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Ago 20, 2021

Incentiva la actividad física en tu hijo y evita el sedentarismo

Conoce sobre sedentarismo y cómo evitarlo en tus hijos

Moverse más es una de las claves principales para evitar el sedentarismo en niños. Conoce de qué se trata, cómo incentivar la actividad física en tus hijos y los beneficios de mantener un estilo de vida más movido.

¿Qué es el sedentarismo en niños?

En los últimos años se ha empezado a incrementar la inactividad física en la población mundial, según lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta falta de ejercicio en los pequeños de la casa es más conocida como sedentarismo en niños.

Es vital mantener lejos el sedentarismo de tu estilo de vida y el de tus hijos para fortalecer el corazón, mantener un peso corporal adecuado, mantenerse vitales, proteger todos los músculos del cuerpo, los huesos, la sangre y fortalecer el bienestar mental.

Conoce cómo evitar el sedentarismo

¿Cómo evitar el sedentarismo?

Para fortalecer la salud física y mental de tus hijos, ten en cuenta las indicaciones que la OMS promueve en niños de 5 a 12 años para combatir el sedentarismo e incentivar hábitos saludables.

Resalta los beneficios de la actividad física

Hacer ejercicio es la principal manera de evitar el sedentarismo y puedes motivar a tus hijos al compartir con ellos los beneficios que trae mantenerse activo y moverse más:

  • ● Beneficia la salud del corazón, el cuerpo y la mente.
  • ● Contribuye a la prevención y gestión de enfermedades no transmisibles,
  • ● La actividad física fortalece la salud mental.
  • ● Mejora las habilidades de razonamiento, aprendizaje y juicio.
  • ● Asegura el crecimiento y el desarrollo saludable de los jóvenes.
  • ● Mejora el bienestar general.

Te puede interesar: Búsqueda del regalo escondido

Indícale el tipo de ejercicio que puede hacer

Los ejercicios corporales adecuados para niños entre 5 y 12 años deben ser de 60 minutos al día entre actividad física moderada e intensa. Para evitar el sedentarismo, la OMS recomienda actividades aeróbicas intensas, como por ejemplo: trotar, correr, jugar un partido de básquetbol, fútbol o nadar. Y al menos tres días a la semana aquellas que fortalecen los músculos y los huesos, como los aeróbicos, el baile, saltar y caminar.

Sé la guía de ejercicio y la motivación para niños

Menos tiempo sentado frente a la pantalla

Otra estrategia para evitar el sedentarismo en niños es motivarlos a que se diviertan en la calles, en los parques, aprender a montar bicicleta y hacer ejercicio lejos de las pantallas.

También puedes leer: Desencantemos el castillo

La alimentación influye

Es importante ver los hábitos saludables de forma integrada es por eso que la actividad física, combinada con la buena alimentación son una fórmula adecuada para construir un estilo de vida basado en hábitos saludables que ayudan a evitar el sedentarismo.

La clave de la nutrición consiste en adoptar una dieta variada y balanceada, teniendo presentes los grupos alimentarios e intentar incluirlos a diario como explica las GABA (Guías Alimentarias Basadas en Alimentos para la Población Colombiana): Cereales, verduras y frutas, leche y lácteos, carnes, huevos, leguminosas, grasas y azúcares. Además de preferir la hidratación con agua frente a otras bebidas.

Inculca hábitos saludables en tus hijos

El descanso es igual de importante

Recuperar la energía que implica mantenerse activo es posible a través de la buena alimentación y también del descanso adecuado. La OMS recomienda de 10 a 11 horas de sueño para niños de entre 5 y 12 años, quienes deben tener un horario regular de descanso, preferiblemente a partir de las 9 de la noche


Sé el mejor aliado de tu hijo y protege su salud física y mental con esta guía para evitar el sedentarismo en niños e incentivar el ejercicio como un buen pasatiempo o pasión en ellos.

También te puede interesar: Alimentación consciente para niños

 

banner registro

Lee más sobre Nestlé por Niños Saludables , nuestra iniciativa emblemática para ayudar a los padres y cuidadores a promover en las generaciones futuras hábitos de alimentación y vida saludable.

Volver al princípio